Recupérate a través de las propiedades

MERCADO INMOBILIARIO

Recupérate a través de las propiedades

Puedes invertir a largo plazo pensando en plusvalía, es decir, en bienes raíces que adquieran valor con el tiempo, o a corto plazo enfocándote en propiedades que estén en arriendo hoy y a las que puedas sacar rápidamente partido. Pero ten en cuenta que, como toda inversión, el éxito no es 100% seguro.

A todas estas personas que enfrentaron una pérdida reciente y que quieren invertir en propiedades para recuperarla, siempre les digo lo mismo:

Hay diferentes alternativas para invertir en propiedades, pero el éxito no está asegurado.

Esto, porque ya no sólo se depende de la gestión comercial sino también de las condiciones climáticas, por ejemplo, que han producido tantos daños en nuestro país en el último tiempo.

Al invertir en propiedades o terrenos es importante tener muy claro qué es lo que se busca.

Puede ser según plusvalía, es decir, invertir en activos que uno piensa se revalorizarán en el tiempo, pues por ahí cerca pasará una nueva carretera o una nueva línea del metro, o se instalará un centro comercial.

En este caso hay que tener claro que lo que se está haciendo es una apuesta a futuro.

En caso de querer invertir para obtener una renta inmediata, hay que comprar propiedades que estén bien arrendadas en un plazo mínimo de 5 años.

Lo importante en este caso es que no hay que colocar el total del valor del activo, sólo 20% y el saldo pedirlo a una institución financiera a través de un crédito. Además de la rentabilidad que produce el arriendo que te pagan, se obtiene un diferencial entre lo que recibe de arriendo, y lo que tienes que pagarle al banco.

Al comprar este tipo de propiedades, hay que revisar bien el contrato de arriendo y también mirar los alrededores de la propiedad para darse cuenta del nivel de ocupación o si hay mucha vacancia.

Otra manera de invertir es comprar propiedades que estén en proyectos en verde (en construcción), o en blanco, que ya fueron aprobados por las municipalidades.

En este caso, la idea es ir pagando un pie que normalmente sea de 10%, que se pueda pagar a plazo, y dejar congelado el valor de ese activo.

Lo más probable es que después de los 18 meses de que termine la construcción de esa propiedad su valor haya subido entre 15% y 20%, especialmente en el caso de departamentos o casas.

Hay que observar muy bien el mercado, pues ante la sobre oferta de oficinas en Santiago no sería un negocio rentable comprar ese tipo de activo, ya que no será fácil conseguir arrendatarios.

Es importante tener presente que los activos comprados después hay que administrarlos, por lo que sugiero que estén al alcance de tu bolsillo y de tu tiempo.

“Hay diferentes alternativas para invertir en propiedades, pero el éxito no está asegurado”

Fuente: Revista Inversor Global
Fecha: Mayo de 2015.

This entry was posted in Prensa. Bookmark the permalink.

Comments are closed.