Marcos Kaplún indica los 8 puntos para una propiedad.

Mercado Inmobiliario
8 puntos para una propiedad

Distribución, orientación y calefacción, terminaciones, materiales, permisos de ampliaciones y seguridad, son algunos de los puntos que los nuevos compradores deberían tener a la hora de avanzar en una propiedad nueva.

Ya a salió la ley sobre la Reforma Tributaria, y aunque todavía no está todo 100% claro, lo que se ha podido saber es que se vendrá un IVA para la venta de algunas viviendas usadas y también para las viviendas nuevas sobre cierto valor.

Es por esto que desde comienzos de octubre se ha producido cierta efervescencia en posibles compradores de propiedades tanto nuevas como usadas.

Por lo tanto, el objetivo de esta columna es sugerir algunos puntos para que sean considerados por los posibles compradores, algo importante pues muchas veces las compras se hacen en verde o en blanco. Sin ir más lejos, las estadísticas dicen que sólo el 9% de las ventas de propiedades nuevas en el segundo trimestre de este año fue de viviendas listas para entrega inmediata:

Comencemos:
1) Distribución de la Vivienda: Independientemente de la cantidad de dormitorios que tenga la vivienda, es importante saber cómo están distribuidos, para que no estén muy cerca de la calle, donde pueden recibir ruidos
molestos. Es importante saber bien cómo están constituidos los pasillos, que normalmente restan metros cuadrados útiles.

Acá es importante saber si es que todavía se está a tiempo para hacer cambios en la distribución.

2) Orientación de los recintos: Es necesario ver la orientación de los dormitorios, que ojalá queden dispuestos hacia el Oriente, para aprovechar el sol de la mañana, y los baños y cocina mirando hacia el Sur, orientación
que es más fría y húmeda.

3) Calefacción del inmueble: En general las propiedades nuevas vienen con un sistema habilitado de calefacción o con las instalaciones listas pero sin funcionar. Es importante tener esto claro ya que las cuentas en invierno se pueden disparar.

4) Terminación del inmueble: Es importante cuando uno va a comprar una propiedad saber de antemano cómo están hechas las terminaciones de este inmueble, especialmente a lo que se refiere a pisos y artefactos de baño y cocina. Es necesario preguntar por cuánto tiempo es válida la garantía, aunque habitualmente es de 3 años.

5) Materiales usados en construcción: En línea con lo anterior, es importante que cuando uno esté estudiando una compra, saber con claridad qué materiales se están usando en la construcción, ya sea en los muros, pisos o revestimientos.

6) Ampliaciones: Es importante si la vivienda que se está estudiando está habilitada para hacer ampliaciones.
Esto hay que preguntarlo, y en caso de que sea aceptado, ver con la misma inmobiliaria si se pueden hacer durante el periodo de construcción.

7) En caso de departamento: Es necesario preguntar por el reglamento de copropiedad sobre cómo se cobran los gastos comunes y qué cosas incluyen. Es importante saber si el edificio tiene piscina, gimnasio, aéreas verdes, y cómo esto influye en los gastos comunes.

8) Seguridad: La seguridad se ha transformado en el último tiempo en un problema serio, por lo que la gente está pidiendo para evaluar sus compras, el poder saber si es que hay alarmas, especialmente en los condominios, o cámaras con circuitos cerrados, accesos únicos y cierre perimetral.

Éstos son algunos de los puntos que deben considerarse para poder tratar de tomar la mejor decisión en la compra de una propiedad.

En general las propiedades nuevas vienen con un sistema habilitado de calefacción o con las instalaciones listas pero sin funcionar. Es importante tener esto claro ya que las cuentas en invierno se pueden disparar.

Fuente: Revista Inversor Global
Fecha: Octubre de 2014

This entry was posted in Prensa. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario