Capitaliza tus ahorros invirtiendo en propiedades

Mercado Inmobiliario

Capitaliza tus ahorros invirtiendo en propiedades

El real estate es una opción más que válida para aumentar la plusvalía de tu dinero en el actual escenario económico mundial de bajas tasas, Bolsas caras y un dólar fuerte. Pero antes de invertir, debes saber elegir.

Hay tres grandes motivos por los cuales el sector propiedades o real estate históricamente ha atraído la atención de los inversionistas:

1. Las rentabilidades son mejores.
2. Es posible conseguir créditos hipotecarios por gran parte del valor de la propiedad a tasas muy convenientes.
3. La plusvalía o mayor valor que van adquiriendo esos activos.

El concreto y los ladrillos le suben el valor a tu dinero, por sobre lo que una cuenta corriente o el colchón te pueden ofrecer.

Y al final del día, a todos nos gusta tener un techo firme sobre nuestras cabezas, literal y simbólicamente hablando.

Más todavía en situaciones de crisis financiera. Y la experiencia prueba que el ladrillo y el concreto resisten mejor las tormentas financieras y siempre recuperan su valor. La clave está en no salir en medio del temporal.

Una vez que decides invertir en propiedades, es muy importante elegir en qué quieres invertir. Tienes varias alternativas:

1. Vivienda Propia
2. Oficinas
3. Casa de veraneo
4. Parkings (estacionamientos)
5. Fondos de Inversión

Una vez que te decidiste, considera lo siguiente:

a. En el caso de la Vivienda Propia, debes elegir entre una casa o departamento, la ciudad la zona donde esté ubicada.

No es conveniente destinar más de 25% de tu ingreso o el familiar al gasto de vivienda. Por eso, debes comparar el arriendo que ahora estás pagando con ese porcentaje; éste será el valor máximo que podrás pagar como cuota del crédito hipotecario.

Todavía las tasas están bajas, por ende es conveniente solicitar un crédito por la vivienda.

b. Para Oficinas, debes tener claro si la quieres para uso propio o como inversión.

Por ejemplo, el gran stock de oficinas que está entrando al mercado chileno dificulta conseguir arrendatarios o compradores. Así que piénsalo bien antes de buscar pagar la cuota del crédito con su arriendo.

c. Si ya tienes Vivienda Propia, comienza a pensar en invertir en una segunda vivienda para vacaciones y/o inversión.

Es importante que elijas bien el lugar y la forma cómo piensas financiar esa compra, porque el banco evaluará tu renta y la tasación de la propiedad para darte el crédito.

d. Para Estacionamientos, la ventaja está en que cada vez más vehículos en Chile necesitan lugar dónde estacionar y sin pagar costos de mantención.

e. Si lo tuyo es la inversión indirecta, los fondos de inversión inmobiliarios ofrecen una rentabilidad anual, no garantizada pero muy superior a lo que ofrecen otros instrumentos.

Hay 3 tipos de fondos de inversión:

1) Fondos de Renta: invierte en propiedades que ya están arrendadas.
2) Fondos de Desarrollo: se asocia con un desarrollador para construir proyectos.
3) Fondo de Plusvalía: invierte en terrenos que se van a valorizar con el tiempo.

No es conveniente destinar más de 25% de tu ingreso o el familiar al gasto de vivienda. Por eso, debes comparar el arriendo que ahora estás pagando con ese porcentaje; éste será el valor máximo que podrás pagar como cuota del crédito hipotecario.

Fuente: Reviste Inversor Global
Fecha: Abril de 2015.

This entry was posted in Prensa. Bookmark the permalink.

Comments are closed.